SNICS/Recursos Fitogenéticos/Impulso/Achiote/Usos y producción nacional

Usos y producción nacional

 

​​​​​​​​​​​​​​​​​De la superficie de las semillas se extrae un colorante ampliamente usado, este pigmento es rico en los carotenoides bixina (color rojo obscuro) y norbixina u orellina (color amarillo), que son principalmente utilizados para generar colores atractivos en productos derivados lácteos (quesos, margarinas y mantequillas) cárnicos, helados, cosméticos, condimentos, cerámica, pintura, tintes, jabones, esmaltes, barnices, lacas, teñido de sedas y telas de algodón, entre otros.

También es utilizado como cerco vivo, para controlar la erosión de los suelos y recientemente la variedad roja ha tomado auge para fines ornamentales. La infusión de las semillas se utiliza como repelente de insectos, especialmente de zancudos. En medicina tradicional su uso radica en infusiones de la semilla, corteza, raíz y hojas; la cocción de la raíz se usa como diurética, antidisentérica y antidiabética, la cocción de la corteza del tallo sirve para calmar dolores musculares, la cocción de las hojas como antibiótico, laxante, cicatrizante, contra la caspa y caída del cabello. Las semillas se emplean para tratar bronquitis y hemorroides.

La producción anual mundial de las semillas de achiote es  aproximadamente de 14,500 toneladas (peso seco). Dos terceras partes se comercializan como semillas secas y el resto como pigmento. Latinoamérica produce el 60% del total de la producción mundial, seguida por África (27%) y Asia (12%). Entre los principales productores en Latinoamérica se encuentran Perú, Brasil y México.

En la gráfica 1 se observan valores de producción obtenido en México para Achiote (Bixa orellana L.) durante el periodo 2003– 2013, durante el cual se ha reportado un rendimiento promedio de 0.96 Ton/Ha

Gráfica 1. Datos estadísticos de la producción de achiote en México


Fuente: SIAP 2015