SNICS/Recursos Fitogenéticos/Usos y Producción Nacional

Usos y Producción Nacional

 

​Los quelites forman parte de la llamada dieta complementaria, que junto con la dieta básica conforman el patrón alimenticio de gran parte de la población mexicana (aunque en muchas ocasiones llegan a constituir el plato fuerte de la comida tradicional). Actualmente en México son consumidos por numerosos grupos étnicos en todas las regiones del país, tan sólo en Chihuahua, por ejemplo, se consumen más de 120 especies de quelites. 


Se ha comprobado en ellos la presencia de diversos nutrimentos como vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos precursores de omegas, por lo que el impulso de su consumo enriquecería la dieta y nutrición en zonas de vulnerabilidad alimenticia por lo que deben ser considerados como especies promisorias.

Generalmente se consumen en fresco mediante el corte de ramas tiernas y retoños; en algunos estados del norte de México donde la temporada de aprovechamiento es limitada, los quelites son preparados en salmuera para tenerlos disponibles por un tiempo más prolongado, de igual forma los indígenas Rarámuri los secan a temperatura ambiente para consumirlos en tiempo de escasez.

Las formas de preparar los quelites son variadas y puede darse la combinación de dos o más de ellas en ciertas especies:

  • En crudo: Sin preparación, las plantas se consumen directamente.
  • Hervidos: Los quelites se ponen en agua hirviendo  por determinado tiempo.
  • Fritos: Se cuecen en aceite hirviendo o en manteca.
  • Al vapor o asados: Los quelites se cuecen en su propio jugo ya sea sobre un comal o dentro de un recipiente tapado.

En ocasiones, más que como alimento, los quelites son usados como condimento o como sustituto del tomate o jitomate, tal es el caso del pápaloquelite (Porophyllum ruderale spp. macrocephalum), del cilantro (Coriandrum sativum) y de los xocoyolis (Begonia spp.)


Medicinalmente se ha utilizado en diferentes actividades como analgésico local para el dolor de muelas, cabeza y oídos, así como en la industria de los perfumes y los pesticidas, lo anterior, debido a las grandes cantidades de aceites esenciales volátiles de olor fuerte contenidos en las hojas de las plantas.

Se reporta producción de pápalo, huazontle y quintoniles (gráfica 1) en las estadísticas agrícolas nacionales con un rendimiento promedio de 12.68 ton/ha, 10.91 ton/ha y 9.62 ton/ha respectivamente, siendo el pápalo el de mayor producción y el que menos fluctuaciones ha tenido a lo largo del periodo reportado en las gráficas, las cuales presentan el total de superficie sembrada, cosechada y total de la producción del 2003 al 2013.

Gráfica 1. Datos estadísticos de la producción de quelites en México durante el periodo 2003-2013.


 Fuente: SIAP, 2015