SNICS/Recursos Fitogenéticos/Usos y Producción Nacional

Usos y Producción Nacional

El jitomate contiene una mezcla balanceada de minerales, vitamina C y E, carotenos y flavonoides; su uso principal es para consumo humano dentro de la dieta mexicana, ya sea en fresco o industrializado en forma de salsas, pastas y purés. Medicinalmente el jugo de los frutos maduros es reconocido como purificador de la sangre, mientras que los frutos inmaduros son utilizados en toda clase de trastornos del hígado, en trastornos de los ojos y como tónico para los nervios; su uso como remedio medicinal está registrado desde el códice Florentino y se ha demostrado su acción antiviral, antifúngica y antihistamínica.

Se ha demostrado que comer jitomate en crudo ayuda a reducir el colesterol y el dolor artrítico ya que es fuente de potasio, fósforo y magnesio (minerales necesarios para la actividad normal de nervios, cerebro y músculos), además de reducir notablemente el riesgo de infarto, entre otras cualidades.

El tomate cultivado (Solanum lycopersicum sinónimo Lycopersicon esculentum) es la hortaliza más difundida y es considerada la de mayor importancia en el mundo en términos económicos (Nuez et al., 2004). La superficie anual sembrada con jitomate a nivel mundial es de cuatro millones de hectáreas, es el segundo vegetal más cultivado en el mundo después de la papa (Solanum tuberosum L). A nivel mundial el consumo per cápita es de 12 kg, mientras que en países como Egipto, Italia, Israel, Turquía y los Emiratos Árabes alcanza 60-70 kg per cápita (Peralta and Spooner, 2007). Su fruto es una rica fuente de nutrientes especialmente de vitaminas A y C, y minerales como potasio, fósforo, y magnesio.

En México la superficie sembrada con jitomate es de 53 780 hectáreas (SIAP, 2011), por lo que es una de las hortalizas más importantes por la superficie cultivada anualmente, valor de su producción y la demanda de mano de obra que genera, además de que es una hortaliza de exportación, que representa el 37% del valor total de las exportaciones de legumbres y hortalizas y el 16% del valor total de las exportaciones agropecuarias, superadas sólo por el ganado vacuno (SIAP, 2002). ). El valor de sus exportaciones representa para México un promedio anual de $899 millones de USD en el periodo 2000-2009; donde Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) es su principal mercado con el 95 %.

Estadísticamente los principales países productores son China, Estados Unidos, India, Turquía y Egipto; México se encuentra en el décimo lugar con alrededor de 2 millones de toneladas anuales. Los principales estados productores son Sinaloa, Baja California Sur, San Luis Potosí y Michoacán, quienes en conjunto aportan más del 65% de la producción nacional, correspondiendo en más del 90% a la modalidad de riego; en la gráfica 1 se observan los valores de producción para el jitomate en México en un periodo de 10 años.


Gráfica 1. Datos estadísticos de la producción de jitomate en México

 

​Fuente: SIAP 2015