SNICS/Recursos Fitogenéticos/Usos y Producción Nacional

Usos y Producción Nacional

​Las calabazas tienen un aprovechamiento integral, los frutos tiernos (calabacitas), maduros y las semillas son las partes más comúnmente empleadas con fines alimenticios, mientras que las flores y las partes tiernas de los tallos, conocida generalmente como “guías”, se utilizan en menor escala como verdura.

Se han reportado usos medicinales, sus semillas han sido tradicionalmente utilizadas como remedio desparasitante ya que contiene enzimas proteolíticas que actúan sobre diversas lombrices intestinales. Artesanalmente, las calabazas secas y libres de pulpa están notablemente difundidas para la elaboración de juguetes, recipientes artísticos y decorativos, con las semillas se prepara una pasta a partir de la cual se elaboran figuras artesanales, también se han registrado usos ceremoniales e industriales como moles, pipianes, aceite comestible, ceras para calzado y uso farmacéutico.

En la gráfica 1 se observa la producción total en un periodo de 10 años, lo que indica que en México la producción de estas especies es dedicada principalmente para consumo como calabacitas, y en menor proporción para los frutos maduros como calabazas. Los rendimientos  promedio son de 21.21 ton/ha para calabaza y 15 ton/ha para calabacita.


Gráfica 1. Datos estadísticos de la producción de calabaza y calabacita en México

 

 Fuente: SIAP 2015